jueves, 3 de marzo de 2011

¿Que afecta la deforestacion?



LAS AGUAS CORRIENTES

Sin agua no es posible concebir la vida y, específicamente, la vida humana. La depredación del bosque pone en peligro la existencia del agua necesaria para la población. Se calcula que las cuencas hidrográficas que se encuentran en una situación crítica, abarcan un área de alrededor 600,000 mil hectáreas que demandan urgente reforestación.

En un trabajo realizado por la Dirección Nacional de Parques con el título: “Se acaban nuestros ríos” se lee lo siguiente: “El río Inoa en 1942 medía 40 metros de ancho cerca de San José de las Matas y para cruzarlo había que nadar. En él se ahogaban bañistas, y por el cauce remolcaban troncos a los aserraderos y el agua movía una hidroeléctrica que daba luz a San José de las Matas. La hidroeléctrica hoy ya no funciona porque no hay agua suficiente para hacerlo, pues el río se ha reducido a un hilo de agua cuyo ancho es de tres metros. Al desaparecer los árboles se acabó el Inoa como río”. Como el río Inoa, según un inventario que tomó personalmente el Dr. Héctor Pérez Reyes, en el país han desaparecido 28 ríos importantes, 638 arroyos principales y más de 12,000 escorrentías y manantiales.

Los bosques son verdaderos almacenes de agua. Cuando la lluvia cae, la absorben como una esponja y no dejan que se pierda por escorrentía.

El agua almacenada por el bosque, constituye los grandes reservorios naturales que le dan agua a los ríos, cañadas y arroyos para que éstos no se sequen. Tiene una función importante de sumidero.



Una preciosa imagen del rio Yaque del Norte


EL CLIMA Y LA SANIDAD AMBIENTAL

La deforestación influye negativamente en el clima ya que la temperatura puede variar en relación con la gradación, habiendo la posibilidad de que se eleve durante el día por la falta de sombra, y en el período nocturno la tierra pierda fácilmente temperatura, adoptando condiciones semejantes al fenómeno que se da en los desiertos.

Los bosques operan como un filtro purificador del aire porque las plantas en sus actividades biológicas de respiración y trans- piración liberan oxígeno, gas indispensable para el ser humano y los animales.
La atmósfera está compuesta por capas que se diferencian unas de otras por sus niveles de energía. En las capas inferiores de la troposfera (los primeros 6 kilómetros verticales), los niveles energéticos son influenciados grandemente por las plantas, mediante la actividad fotosintética de las masas forestales.

Es importante destacar en lo que concierne al papel trascendente de la foresta, que la República Dominicana y, específicamente sus cordilleras principales, al estar orientadas casi paralelamente en dirección este-oeste, hacen barreras naturales al paso de los vientos alisios que forman los anticiclones del Trópico de Cáncer, del cual distamos apenas tres grados que son los responsables del régimen pluviométrico del país.



  Valle del Cibao


REDUCE Y DEGRADA LOS SUELOS

El deterioro de los suelos en las cuencas altas tiene como factor secundario la agricultura precaria de corte-quema-abandono que practican campesinos sin tierra por razones de sobrevivencia. Estos factores dejan el suelo de ladera expuesto al efecto erosionador de las lluvias hasta aflorar en muchos lugares, el material parental.
Se estima que el 86% de la superficie de las cuencas hidrográficas del país presentan problemas graves de degradación. Gran parte de la cantidad de sedimentos originados en el proceso de erosión se deposita en los sistemas de regulación y distribución (embalse y canales), con los efectos de reducir significativamente la vida útil de las presas y de encarecer notablemente los costos de mantenimiento de los sistemas de riego.

De continuar este infernal deterioro de los suelos que es la erosión, seguirá alterándose de manera progresiva la escorrentía de los ríos, lo que, a su vez, incidirá negativamente en la capacidad de producción de energía y en la disponibilidad de agua para regadío y para el consumo humano e industrial. Además, afecta a nuestras playas y de seguirse agravando representaría serio peligro para la industria turística.

ATENTA CONTRA EL AUGE DEL TURISMO

Estudios técnicos realizados hasta el año 1991 en la extensión de 1,576 kilómetros de costas de la República Dominicana, se inventariaron 89 playas con posibilidades turísticas.
Pero el turismo no sólo se fomenta a través de las playas.
Al turismo, tanto nacional como extranjero, debemos ofrecerle, además, el bosque como recreación y paisaje. Una concepción moderna del turismo posibilita al visitante el reencuentro con la naturaleza por medio de los ecosistemas naturales representativos de cada país.

El ecoturismo, turismo de aventura, agroturismo, científico, etc., tiene un crecimiento a nivel mundial entre un 3 y un 5 % anual (encuesta Mac Kinsey & Co.).

En 1985, para poner un ejemplo, la Corporación Nacional Forestal de Chile fue la ganadora del galardón otorgado por la Organización Mundial del Turismo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada